Original Verse:
Mateo Chapter 8 Verse 5Entrando Jesús en Capernaum, vino a él un centurión, rogándole,

Reference Verses:
Mateo Chapter 11 Verse 23 Y tú, Capernaum, que eres levantada hasta el cielo, hasta el Hades serás abatida; porque si en Sodoma se hubieran hecho los milagros que han sido hechos en ti, habría permanecido hasta el día de hoy.
Marcos Chapter 2 Verse 1Entró Jesús otra vez en Capernaum después de algunos días; y se oyó que estaba en casa.
Hechos de los Apóstoles Chapter 23 Verse 17Pablo, llamando a uno de los centuriones, dijo: Lleva a este joven ante el tribuno, porque tiene cierto aviso que darle.
Hechos de los Apóstoles Chapter 23 Verse 23Y llamando a dos centuriones, mandó que preparasen para la hora tercera de la noche doscientos soldados, setenta jinetes y doscientos lanceros, para que fuesen hasta Cesarea;
Mateo Chapter 27 Verse 54El centurión, y los que estaban con él guardando a Jesús, visto el terremoto, y las cosas que habían sido hechas, temieron en gran manera, y dijeron: Verdaderamente éste era Hijo de Dios.
Marcos Chapter 15 Verse 39Y el centurión que estaba frente a él, viendo que después de clamar había expirado así, dijo: Verdaderamente este hombre era Hijo de Dios.
Mateo Chapter 4 Verse 13y dejando a Nazaret, vino y habitó en Capernaum, ciudad marítima, en la región de Zabulón y de Neftalí,
Hechos de los Apóstoles Chapter 22 Verse 25Pero cuando le ataron con correas, Pablo dijo al centurión que estaba presente: ¿Os es lícito azotar a un ciudadano romano sin haber sido condenado?
Hechos de los Apóstoles Chapter 27 Verse 31Pero Pablo dijo al centurión y a los soldados: Si éstos no permanecen en la nave, vosotros no podéis salvaros.
Hechos de los Apóstoles Chapter 27 Verse 43Pero el centurión, queriendo salvar a Pablo, les impidió este intento, y mandó que los que pudiesen nadar se echasen los primeros, y saliesen a tierra;
Mateo Chapter 9 Verse 1Entonces, entrando Jesús en la barca, pasó al otro lado y vino a su ciudad.
Hechos de los Apóstoles Chapter 27 Verse 13Y soplando una brisa del sur, pareciéndoles que ya tenían lo que deseaban, levaron anclas e iban costeando Creta.
Lucas Chapter 7 Verse 1-10 [1] Después que hubo terminado todas sus palabras al pueblo que le oía, entró en Capernaum. [2] Y el siervo de un centurión, a quien éste quería mucho, estaba enfermo y a punto de morir. [3] Cuando el centurión oyó hablar de Jesús, le envió unos ancianos de los judíos, rogándole que viniese y sanase a su siervo. [4] Y ellos vinieron a Jesús y le rogaron con solicitud, diciéndole: Es digno de que le concedas esto; [5] porque ama a nuestra nación, y nos edificó una sinagoga. [6] Y Jesús fue con ellos. Pero cuando ya no estaban lejos de la casa, el centurión envió a él unos amigos, diciéndole: Señor, no te molestes, pues no soy digno de que entres bajo mi techo; [7] por lo que ni aun me tuve por digno de venir a ti; pero di la palabra, y mi siervo será sano. [8] Porque también yo soy hombre puesto bajo autoridad, y tengo soldados bajo mis órdenes; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene; y a mi siervo: Haz esto, y lo hace. [9] Al oír esto, Jesús se maravilló de él, y volviéndose, dijo a la gente que le seguía: Os digo que ni aun en Israel he hallado tanta fe. [10] Y al regresar a casa los que habían sido enviados, hallaron sano al siervo que había estado enfermo.
Juan Chapter 4 Verse 46-54 [46] Vino, pues, Jesús otra vez a Caná de Galilea, donde había convertido el agua en vino. Y había en Capernaum un oficial del rey, cuyo hijo estaba enfermo. [47] Este, cuando oyó que Jesús había llegado de Judea a Galilea, vino a él y le rogó que descendiese y sanase a su hijo, que estaba a punto de morir. [48] Entonces Jesús le dijo: Si no viereis señales y prodigios, no creeréis. [49] El oficial del rey le dijo: Señor, desciende antes que mi hijo muera. [50] Jesús le dijo: Ve, tu hijo vive. Y el hombre creyó la palabra que Jesús le dijo, y se fue. [51] Cuando ya él descendía, sus siervos salieron a recibirle, y le dieron nuevas, diciendo: Tu hijo vive. [52] Entonces él les preguntó a qué hora había comenzado a estar mejor. Y le dijeron: Ayer a las siete le dejó la fiebre. [53] El padre entonces entendió que aquella era la hora en que Jesús le había dicho: Tu hijo vive; y creyó él con toda su casa. [54] Esta segunda señal hizo Jesús, cuando fue de Judea a Galilea.