Original Verse:
Proverbios Chapter 28 Verse 19 El que labra su tierra se saciará de pan; Mas el que sigue a los ociosos se llenará de pobreza.

Reference Verses:
Proverbios Chapter 12 Verse 11 El que labra su tierra se saciará de pan; Mas el que sigue a los vagabundos es falto de entendimiento.
Proverbios Chapter 20 Verse 13 No ames el sueño, para que no te empobrezcas; Abre tus ojos, y te saciarás de pan.
Proverbios Chapter 27 Verse 23-27 [23] Sé diligente en conocer el estado de tus ovejas, Y mira con cuidado por tus rebaños; [24] Porque las riquezas no duran para siempre; ¿Y será la corona para perpetuas generaciones? [25] Saldrá la grama, aparecerá la hierba, Y se segarán las hierbas de los montes. [26] Los corderos son para tus vestidos, Y los cabritos para el precio del campo; [27] Y abundancia de leche de las cabras para tu mantenimiento, para mantenimiento de tu casa, Y para sustento de tus criadas.
Proverbios Chapter 13 Verse 20 El que anda con sabios, sabio será; Mas el que se junta con necios será quebrantado.
Proverbios Chapter 14 Verse 4 Sin bueyes el granero está vacío; Mas por la fuerza del buey hay abundancia de pan.
Proverbios Chapter 23 Verse 20 No estés con los bebedores de vino, Ni con los comedores de carne;
Proverbios Chapter 23 Verse 21 Porque el bebedor y el comilón empobrecerán, Y el sueño hará vestir vestidos rotos.
Jueces Chapter 9 Verse 4Y le dieron setenta siclos de plata del templo de Baal-berit, con los cuales Abimelec alquiló hombres ociosos y vagabundos, que le siguieron.
Lucas Chapter 15 Verse 12-17 [12] y el menor de ellos dijo a su padre: Padre, dame la parte de los bienes que me corresponde; y les repartió los bienes. [13] No muchos días después, juntándolo todo el hijo menor, se fue lejos a una provincia apartada; y allí desperdició sus bienes viviendo perdidamente. [14] Y cuando todo lo hubo malgastado, vino una gran hambre en aquella provincia, y comenzó a faltarle. [15] Y fue y se arrimó a uno de los ciudadanos de aquella tierra, el cual le envió a su hacienda para que apacentase cerdos. [16] Y deseaba llenar su vientre de las algarrobas que comían los cerdos, pero nadie le daba. [17] Y volviendo en sí, dijo: ¡Cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí perezco de hambre!