Original Verse:
Salmos Chapter 139 Verse 21 ¿No odio, oh Jehová, a los que te aborrecen, Y me enardezco contra tus enemigos?

Reference Verses:
Salmos Chapter 31 Verse 6 Aborrezco a los que esperan en vanidades ilusorias; Mas yo en Jehová he esperado.
2da Crónicas Chapter 19 Verse 2Y le salió al encuentro el vidente Jehú hijo de Hanani, y dijo al rey Josafat: ¿Al impío das ayuda, y amas a los que aborrecen a Jehová? Pues ha salido de la presencia de Jehová ira contra ti por esto.
Salmos Chapter 15 Verse 4 Aquel a cuyos ojos el vil es menospreciado, Pero honra a los que temen a Jehová. El que aun jurando en daño suyo, no por eso cambia;
Jeremías Chapter 13 Verse 17Mas si no oyereis esto, en secreto llorará mi alma a causa de vuestra soberbia; y llorando amargamente se desharán mis ojos en lágrimas, porque el rebaño de Jehová fue hecho cautivo.
Apocalipsis Chapter 2 Verse 2 Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos;
Salmos Chapter 119 Verse 136 Ríos de agua descendieron de mis ojos, Porque no guardaban tu ley.
Apocalipsis Chapter 2 Verse 6 Pero tienes esto, que aborreces las obras de los nicolaítas, las cuales yo también aborrezco.
Marcos Chapter 3 Verse 5Entonces, mirándolos alrededor con enojo, entristecido por la dureza de sus corazones, dijo al hombre: Extiende tu mano. Y él la extendió, y la mano le fue restaurada sana.
Lucas Chapter 19 Verse 41Y cuando llegó cerca de la ciudad, al verla, lloró sobre ella,
Romanos Chapter 9 Verse 1-3 [1] Verdad digo en Cristo, no miento, y mi conciencia me da testimonio en el Espíritu Santo, [2] que tengo gran tristeza y continuo dolor en mi corazón. [3] Porque deseara yo mismo ser anatema, separado de Cristo, por amor a mis hermanos, los que son mis parientes según la carne;
Salmos Chapter 119 Verse 158 Veía a los prevaricadores, y me disgustaba, Porque no guardaban tus palabras.
Salmos Chapter 26 Verse 5 Aborrecí la reunión de los malignos, Y con los impíos nunca me senté.